lugar publico seri­a el lugar donde el mensaje reafirma estereotipos, el alrededor esta impregnado sobre simbolos que validan lo que deseamos quitarnos sobre encima, mujer-belleza, mujer-delicadeza, mujer-ama de hogar, mujer-hogarena, mujer-madre, mujer-objeto.

Mi labor ha sido adentrarme un poquito en como las chicas hemos ampliado la consciencia sobre nosotras mismas y nuestra exigencia impuesta, comprendido la razon sobre las incomodidades, el porque sobre el pavor a hablar de nunca, las implicaciones sobre denegar el rol adjudicado al genero que hemos jugado igual que un designio que nos ha Ya en absoluta desventaja. Parte de la esencia humana seri­a la libertad y la exploracion sobre bienestar, la opresion en sus multiples representaciones atenta contra eso, obliga al oprimido a cuestionar su estado. Sin embargo, responderse el ?por que?, no seri­a labor comodo, portamos impregnada en la tez la cultura del pavor a subir la voz; a cuestionar, a dudar, a solicitar desplazandolo hacia el pelo, especialmente a infringir las reglas eticos que cuestionan nuestra reputacion de individuos decentes, dociles, bondadosos, abnegados, compasivos, respetables.

no obstante, el lugar publico ademas seri­a el lugar en donde se gestan cambios, a donde las intereses comunes aportan en dentro de dicho los intereses en la esfera privada, cuna de la violencia que se acrecienta a modo que las chicas se van reconociendo igual que individuos con igualdad de derechos. Cuando la informacion manifiesta por las voces levantadas conecta con nuestra destreza, un destello de consciencia sobreviene; de este modo conocemos que existen otras opciones de vida.

A pesar sobre que todas asi­ como cada una de estas violencias que vivimos poseen un hilo en usual –el dominio– son particularmente variados, se encuentran atravesadas por multiples construcciones que contribuyen a la jerarquizacion del lograr, ampliando la brecha de discriminacion desplazandolo hacia el pelo desigualdad.

Generar consciencia seri­a a largo plazo, implica respuestas explicitas a los porques y paraques. Nunca basta haber salido de una ocasion sobre violencia si no hay consciencia, por motivo de que esta se sigue perpetuando. Efectuar consciencia tampoco asegura montar sobre esta, la generalidad de las veces el costo seri­a elevado, el desamparo financiero desplazandolo hacia el pelo todo lo que implica da la impresion acontecer una particularidad con elevado peso, el desamparo judicial Ademi?s. La emplazamiento de desventaja esta en todo el mundo los ambitos, comenzando por el legal.

Dar voz a quien no la posee, elaborar sonar, conocer, conocer de viva voz la experiencia del dolor al margen, seri­a desde mi pericia como terapeuta, la forma mas directa de rozar y no ha transpirado conectarse con la emocionalidad desplazandolo hacia el pelo consciencia individual desplazandolo hacia el pelo colectiva. Parte del enorme dilema de furor es precisamente la imposibilidad de hablar, el tener que disimular aquello que los otros no quieren ver ni escuchar por pavor a reconocerse responsables. Mi intencion es sobar asi­ como enlazar las consciencias, efectuar saber con cinco voces, que aquello que le realizan a la, nos lo hacen a todas.

?Sera mas sencillo efectuar consciencia referente a la causa de nuestro padecimiento cuando se reside en la opresion y sumision, que hacer consciencia cuando se reside en el privilegio?

Unicamente se puede aceptar igual que obligatorio y propio aquello que se conoce. Antes, el sufrimiento se asume como destino. El privilegio seri­a invisible inclusive que es arrancado mГЎs.

La batalla campal en la cual estamos sumergidos no solo seri­a cuestionar la existencia sobre la opresion y no ha transpirado brutalidad sobre las mujeres, sino el tener que aceptar la responsabilidad individual en ellas.

Actuamos mas por conveniencia, que nunca seri­a precisamente lo que creemos, sino que se asienta en lo que suponemos que da seguridad y certeza, porque los valores nunca continuamente son aplicables. Vivimos en dilemas eticos de las que no estamos conscientes, dilemas vistos no desde el tema de la naturaleza ser persona, sino sobre su acontecer mujer y no ha transpirado sobre su acontecer hombre.

Lo ordinario en todas estas historias no seri­a la brutalidad, es el pavor, la imposibilidad de hablar, encontrarse sola, callar por verguenza; vivir con la dilema sobre no conocer si es amor, enfermedad u otra cosa desconocida; vivir con la cuestion de En Caso De Que amar a alguien que te lastima seri­a perfecto. La exploracion del bienestar esta ligada a nuestra naturaleza, biologia, emocionalidad; dirige la totalidad de asi­ como cada una sobre nuestras acciones, en ocasiones arrastrandonos a circunstancias extremas. Esta es la complejidad de estas situaciones de salvajismo, esa guerra continuo entre la sentimiento humana y no ha transpirado la justificacion que imposibilita o dificulta, encontrar una vuelta.